La urbanización de la trasera de Pedro Icaza creará un nuevo espacio peatonal.

El Ayuntamiento de Santurtzi ha comenzado las obras de urbanización de la trasera de Pedro Icaza, unos trabajos que servirán para mejorar el entorno urbano, generando nuevos espacios de estancia, con paseos y zonas verdes y uniendo los parques de Mirabueno y Patronato de Santa Eulalia, creando uno de los pulmones verdes más grande del municipio, con más de 52.000 metros cuadrados de zonas verdes y peatonales.
 
Se trata de una actuación que persigue el objetivo de seguir creando un Santurtzi más amable, recuperando zonas para ocio, “apostando por continuar con la generación de nuevas tramas urbanas que permitirán cohesionar diferentes zonas para el disfrute de todos y todas”, en palabras de la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo.
 
Estos trabajos harán que prácticamente desde Portugalete hasta Santa Eulalia sea una amplia zona peatonal, urbanizada de una forma muy amable y agradable, consiguiendo recuperar un espacio público hasta ahora inaccesible, que dará vida al entorno del grupo Serantes y Bañales, conectado mejor con el centro del municipio. “Este era uno de nuestros compromisos adquiridos para esta zona y con estos trabajos damos cumplimiento al mismo, mejorando asimismo la accesibilidad al colegio Serantes, para lo cual se ha rebajado una rampa cuya geometría no cumple la normativa de accesibilidad, pudiendo además crear una zona de estancia o espera para alumnado y familiares, que hasta el momento no existe”, ha añadido Urkijo.
 
Con un presupuesto de 454.000 euros, se hará un tratamiento unitario en todo el ámbito, eliminando barreras arquitectónicas, adaptando el espacio con criterios de accesibilidad y utilizando materiales de pavimento unitario, para reforzar el carácter peatonal de dichos espacios. Es decir, “se prima el carácter peatonal, ampliando jardinería y arbolado y se reformarán, o sustituirán en su caso, las redes de servicios urbanos existentes, ha detallado el concejal de Obras y Servicios, Álvaro Aresti.
 
Se refiere el edil a que se ganarán más de 1.100 metros cuadrados de zonas ajardinadas, en las que se plantarán cerca de una veintena de árboles, zonas de plantas arbustivas y se vegetará con enredaderas trepadoras las zonas de muros. A su vez, todas estas zonas ajardinadas estarán dotadas de sistemas de regadío por aspersión y goteo, lo que ayudará a “mantener los jardines de una manera más sostenible y cuidando el medio ambiente con ahorro de agua importante”.
 
En lo relativo a los servicios urbanos, se sustituirá total o parcialmente la totalidad de estos, como la red de evacuación, abastecimiento de agua, iluminación de la zona para conseguir mayor seguridad, telecomunicaciones, energía, gas… “Estamos ante una renovación integral, mejorando lo que se ve como lo que no está a la vista pero que tan importante es que esté en óptimas condiciones para dar el mejor servicio a las personas que viven en el entorno”.
 
“Veíamos la oportunidad de darle vida a esta zona, potenciando el uso para el disfrute de toda la gente que vive aquí, así como de la población en general, porque se crea un paseo y un espacio que se englobará en un entorno de más de 52.000 metros cuadrados para poder andar, hacer deporte… en definitiva, creamos un nuevo espacio en una zona que hasta el momento no tenía uso”, ha concluido

Santurtzi Hoy

Desde Santurce a Bilbao vengo por toda la orilla, con la falda remangada luciendo la pantorrilla. Vengo deprisa y corriendo, porque me aprieta el corsé, voy gritando por las calles, quién compra, sardinas frescué…