Homenaje niñ@s de la guerra

Homenaje niñ@s de la guerra

Santurtzi homenajea a las niñas y niños vascos que tuvieron que exiliar durante la guerra con la colocación en el puerto pesquero de una escultura en su honor

Santurtzi ha acogido durante la mañana de hoy un acto de conmemoración del 85 aniversario de la evacuación de niñas y niños vascos hacia el exilio. Un acto pequeño pero emotivo que ha estado presidido por el lehendakari Iñigo Urkullu, la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo y un gran número de esos niños y niñas que hace 85 años se subieron a aquellos barcos y dejaron a su familia atrás.

Durante el acto han intervenido dos “niñas de la guerra”, Bitori y Flori, que han recordado sus vivencias y además han agradecido el reconocimiento realizado en el día de hoy por el consistorio y el Gobierno Vasco. La alcaldesa de Santurtzi, que ha abierto el evento, durante su intervención ha expresado que “nuestro puerto fue testigo hace 85 años de cómo muchas familias tuvieron que separarse para enviar a sus hijos e hijas a destinos como Francia, Reino Unido, Rusia o Bélgica. Muchos de ellos y ellas estáis hoy aquí y nos hacéis revivir lo que fue aquello, algo que a algunos y algunas aún os queda en el recuerdo y que, precisamente por ello, debemos recordarlo. Porque es nuestra historia la que nos hace ser como somos. Porque lo que no se cuenta, no existe; y vuestra historia existió”.

Por su parte, el lehendakari Iñigo Urkullu, que ha estado presente en la conmemoración, ha señalado que “queremos hacer extensivo este homenaje también a quienes os acompañaron. A maestras y andereños, sacerdotes y religiosas, personal auxiliar del Gobierno Vasco, médicos y enfermeras. Dieron un ejemplo de servicio a la más justa y bella de las causas: salvar la vida de los niños y niñas de su país. Euskadi no ha olvidado y nunca olvidará vuestro gesto de humanidad y vuestra solidaridad para con nuestros niños y niñas. Forman parte de nuestra memoria colectiva”.

Además, ha añadido que “Euskadi es tierra de acogida. Hemos sido, históricamente, un pueblo emigrante y también de acogida. Muchos vascos y vascas debieron emigrar por razones económicas, sociales o políticas. Y junto a ello, hemos sido y somos tierra de acogida”.

Tras el acto, se ha descubierto una nueva escultura que se sitúa en el puerto pesquero de Santurtzi que simboliza a un niño y a una niña con una maleta esperando a uno de esos barcos que les sacó del horror de la guerra. Además, se ha contado con la presencia de diversos cargos políticos y familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *