Llamamiento a la responsabilidad, adelante con las NO fiestas.


El Ayuntamiento de Santurtzi reitera su llamamiento a la ciudadanía para que esta siga actuando con prudencia y responsabilidad y evite que se produzcan aglomeraciones en las calles y en los locales del municipio durante este fin de semana. “Por segundo año consecutivo, y por cuestiones sanitarias, este año tampoco podremos celebrar nuestras fiestas de El Carmen. Todos tenemos ganas de juntarnos y celebrar con los nuestros, pero debemos seguir siendo prudentes para no echar todo por la borda. No podemos relajarnos, el virus sigue entre nosotros. Tenemos que colaborar para parar esta ola”, ha señalado la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo.

Todos los actos festivos han sido suspendidos, habiendo programados únicamente actos culturales de pequeño formato con el objetivo de potenciar la actividad de los agentes culturales de Santurtzi, la cual se desarrollará garantizando las medidas higiénico-sanitarias en vigor. “Serán actos para la gente del pueblo y protagonizada por la gente del pueblo, en un formato que nos permite garantizar las medidas sanitarias en vigor”, ha añadido.

El objetivo general de todas estas medidas es “garantizar el orden público y el cumplimiento de las medidas preventivas sanitarias por la crisis de la COVID-19, así como prevenir y reaccionar ante posibles incidentes, y evitar las aglomeraciones y el incumplimiento de las medidas preventivas sanitarias de distancia social y uso de mascarilla”, ha delacarado la concejala de Seguridad Ciudadana, Itziar Utrera.

Así, en aras de preservar la seguridad de los y las santurtziarras, y de la misma forma en que se viene haciendo cada fin de semana desde el levantamiento del estado de alarma, el consistorio ha adaptado su dispositivo de seguridad, en coordinación con la policía local y la Ertzaintza. “Cada fin de semana venimos adaptando el dispositivo a las diferentes circunstancias que se van dando, y en esta ocasión, aunque no hay fiestas ni actos festivos, pondremos un dispositivo reforzado para controlar los lugares en los que habitualmente se concentra un mayor número de personas. Se trata de evitar botellones y aglomeraciones de personas para evitar los contagios”.

Además, este dispositivo se verá reforzado por controladores de espacios públicos que tendrán como objetivo velar por que se cumplan las medidas actuales, controlando el aforo en las zonas con mayor número de establecimientos hosteleros, así como en los entornos en los que habitualmente se concentra una mayor cantidad de personas. “Está claro que el fin último es evitar que se propaguen los contagios, y para ello vamos a incrementar la vigilancia para velar que se usa la mascarilla cuando no se mantenga la distancia de seguridad o que los locales hosteleros respeten los horarios y los aforos”.

Otras de las medidas que el consistorio pondrá en marcha de cara a este fin de semana serán el cierre perimetral y la instalación de cámaras de vigilancia en diferentes espacios públicos en los que habitualmente se concentra un mayor número de personas para la celebración de botellones.

Dispositivo de limpieza e higienización

Otro de los campos que se verá reforzado en el caso de que sea necesario, será es relativo a la limpieza de las calles del municipio. Así, el consistorio ha habilitado una brigada especial de cara a poder reforzar el servicio ordinario para dar respuesta a posibles afecciones en la vía pública. “En el caso de que se produzca alguna situación excepcional, tenemos una brigada habilitada para poder dar respuesta en el menor tiempo posible, cuestión que esperamos y deseamos que no se produzca por el reiterado llamamiento a no celebrar ningún tipo de acto”, ha concluido la alcaldesa.

De la misma manera, el consistorio ha agradecido al sector hostelero la responsabilidad que en su amplia mayoría viene demostrando hasta el momento, y ha pedido una especial colaboración para este fin de semana, con el objetivo de que todos y todas colaboremos para que el virus no se propague.

Santurtzi Hoy

Desde Santurce a Bilbao vengo por toda la orilla, con la falda remangada luciendo la pantorrilla. Vengo deprisa y corriendo, porque me aprieta el corsé, voy gritando por las calles, quién compra, sardinas frescué…