En marcha una experiencia para ayudar a las personas mayores que viven en soledad

El pasado mes de febrero, el Ayuntamiento de Santurtzi, en colaboración con las cooperativas de iniciativa social Agintzari, BBK y GISLAN Geographic Applications, puso en marcha el proyecto “BBK Behari”. Se trata de una iniciativa que propone un modelo de intervención social que incorpora las nuevas tecnologías y la participación de la comunidad como refuerzo a los servicios sociales municipales, con el fin de dar respuesta a las situaciones de soledad en las personas mayores del municipio. De esta manera, “se minimiza las consecuencias de esta soledad y potenciamos su autonomía en condiciones óptimas de satisfacción y seguridad”, en palabras de la alcaldesa del municipio, Aintzane Urkijo.
 
Tras el pistoletazo de salida, ahora, este modelo de intervención social se testará inicialmente en el barrio de San Juan para evaluar y comparar su comportamiento, detectar posibles errores y extraer evidencias de resultados que permitan ponerlo en marcha a posteriori en otros municipios de Bizkaia.
 
Tal y como ha detallado la alcaldesa de Santurtzi, en el barrio San Juan hay cerca de 30 personas mayores de 80 años que viven solas, “y aunque en algunos casos, se desenvuelven con soltura en su vida cotidiana y mantienen una red de familiares y amistades que les protegen ante cualquier situación de dificultad, en muchas otras ocasiones, no tienen comunicación habitual con familiares y personas de su entorno, al tiempo que también se pueden añadir otras dificultades como vivir en un edificio sin ascensor, o alejados de ciertos servicios que puedan necesitar”. “Estos casos plantean un reto a los servicios sociales, porque su situación de vulnerabilidad y riesgo requiere una atención específica y es ahí donde vamos a crear una intervención basada en la comunidad”, ha detallado.
 
Intervención en comunidad

Para proteger a estas personas mayores que viven solas, el consistorio comenzará esta semana a contactar con ellas, primero mediante una carta y una llamada telefónica y posteriormente a través de una visita a su hogar. Si la persona mayor lo desea, pasará a participar en el programa, que consiste en estar en contacto con personas de su entorno inmediato, como pueden ser vecinos o vecinas, comerciantes, amistades…
 
Por su parte, las personas que deseen colaborar con el Ayuntamiento en este programa únicamente tendrán que prestar atención a posibles cambios en la persona mayor, sea en su salud, en su estado de ánimo o en otra circunstancia relevante y comunicarlo a los servicios sociales a través de una app, contribuyendo así al proyecto en calidad de “beharis”.
 
Para identificar a estas personas se comenzará una campaña de sensibilización en el propio barrio, informando del programa e invitando a formar parte del mismo a comerciantes, vecinos y vecinas… personas que contarán además en todo momento con el apoyo de un equipo profesional del programa.  
 
En definitiva, el programa pretende poner en valor las relaciones ciudadanas y su utilidad en el cuidado de las personas mayores solas, para que puedan permanecer en su domicilio el mayor tiempo posible de forma segura. En función de los resultados de esta experiencia piloto, posteriormente se difundirá por todo el municipio, incluso pudiendo extender esta experiencia a personas de entre 75 y 80 años.

Santurtzi Hoy

Desde Santurce a Bilbao vengo por toda la orilla, con la falda remangada luciendo la pantorrilla. Vengo deprisa y corriendo, porque me aprieta el corsé, voy gritando por las calles, quién compra, sardinas frescué…